"Nadie ha podido elegir su nombre al nacer"

 

Secuencias del Vacío

 

Mi obra es el resultado de un proceso de búsqueda interna, estrechamente relacionada con mi espíritu, con mi cuerpo y el mundo que me rodea. Si bien, desde siempre estuve ligada a la geometría, pasé por etapas experimentando con otras formas de representación; pero me di cuenta que siempre volvía a las básicas y a la perspectiva.

Me interesa el proceso de elaboración de la obra, más que el resultado final. El vacío y el silencio funcionan en mí como motores importantes en el desarrollo de mi labor artística, que es en parte autorreferencial y se encuentra cargada de simbolismos.

Generalmente utilizo materiales que he encontrado y guardado durante algún tiempo o que están en desuso.

Desde hace unos años, opté por llamarme de otra manera, sentí la necesidad de estar vinculada con mi trabajo desde un nombre que pueda representarme, un factor importante para mi, en el origen de la identidad como artista.

Luego de un período de introspección, llegué a la conclusión que estaba dejando de lado el contacto con mi parte racional, dándole espacio a otra voz, la de mi espíritu.

Surgió llamarme entonces, Spirĭtus DLV.